» » Molí Vell o Molí dels Moros

Molí Vell o Molí dels Moros

Pocos saben de la existencia del rico y relevante patrimonio histórico presente en Altea, y el Molí Vell o Molí dels Moros es un buen ejemplo de ello. Si eliges realizar la Ruta del Río Algar pasarás por delante de esta obra de ingeniería hidráulica de origen medieval, que canalizaba las aguas del Rio Algar para desplazar sus muelas y con ellas moler el grano de los antiguos agricultores de Altea.

Rodeado de bancales de huertas de frutas y verduras, y situado en el margen derecho de bajada del río, a 2.400 metros de su desembocadura, el Molí dels Moros está declarado bien de interés local. Aunque sólo se conservan restos del casal (edificio propio del molino de harina), de la balsa y de algunas acequias que proveían de agua al molino, es importante destacar su gran valor histórico, que nos recuerda la importancia de la cultura del aprovechamiento del agua en la época musulmana. Su uso principal fue el de moler los cereales aportados por los agricultores locales con el fin de obtener, principalmente, harina.

El edificio del casal tiene una configuración rectangular con una característica cubierta de bóveda de cañón y una altura de casi 4 metros, acabada en tierra y aterrazado. El grosor de las paredes varía a medida que alcanza altura y están hechas con mampuestos de canto rodado, piedra caliza de cantera y algunos elementos basálticos escasamente compactados. La naturaleza de estas paredes también nos desvelan que la construcción ha sido restaurada en varias ocasiones. La balsa anexa al molino se conserva parcialmente, y desde aquí canalizaba el agua almacenada al cárcavo, donde se encontraban las ruedas, para pasar posteriormente a abastecer de agua a los campos de cultivo colindantes.

moli dels moros easyaltea panoramica

La cronología del Molí Vell o Molí dels Moros nos sitúa en la Edad Media, entre los siglos VIII y XVII. Durante esta etapa de la historia, Altea pertenecía a la Taifa de Denia (Al-Dàniyya), creada tras la desintegración del califato de Córdoba. Aunque se trataba de un reino pequeño, incluía algunas comarcas muy ricas y fértiles, lo que permitió su expansión marítima hacia las islas Baleares y de ahí hacia puntos más alejados como la isla de Cerdeña. Durante los siglos de dominación, los árabes evidenciaron aquí su estrecha relación con el agua, desarrollando al máximo el trazado de canalizaciones, acequias y regadíos y consiguiendo un florecimiento de la agricultura y del aprovechamiento del agua.

Aunque actualmente está en fase de restauración y no es posible la visita al emplazamiento en sus lugares internos, si que es posible un recorrido por el exterior desde el camino del río para comprender su ingenioso funcionamiento. El transcurso del tiempo y el amplio tráfico rodado de vehículos pesados a su alrededor, han hecho que sea necesario su cierre para afianzar y apuntalar la edificación para su restauración. El molino ha sido ampliamente documentado y estudiado por el Ayuntamiento antes de comenzar con las primeras intervenciones de restauración, que han arrancado con la construcción de una estructura para asegurar la bóveda del casal. Este elemento arquitectónico lo convierte en una edificación de un valor único en la Comunidad Valenciana por el mantenimiento de su bóveda

El Molí Vell o Molí dels Moros es uno de los cinco molinos existentes en Altea, y edificaciones como estas nos demuestran el profundo valor histórico, arqueológico y cultural de Altea. ¿A que merece la pena visitarlo?

Dejar un comentario

17 + 5 =